Cómo apostar en fútbol

Estrategia de apuestas martingala

Fecha de publicación: 11/11/2022

En este artículo, veremos los orígenes de la estrategia de martingala, la matemática que la sustenta y las muchas razones por las que no funciona realmente en las apuestas deportivas (también en uno de los deportes más populares como el fútbol).

¿Qué es la estrategia de la martingala?

La estrategia de la martingala es una estrategia de apuestas que se basa en realizar pronósticos cada vez más grandes hasta que finalmente se gana, porque inevitablemente se va a ganar. Parece una buena idea hasta que empiezas a mirar las matemáticas y te das cuenta de que, tarde o temprano, ¡lo perderás todo! Esto es un hecho y por ello debes tener mucho cuidado con las estrategias que aplicas a tus pronósticos deportivos de cualquier deporte: fútbol, tenis, baloncesto...

Orígenes

Hay varias teorías que circulan sobre el conocimiento de dónde y cuándo se empezó a utilizar el sistema martingala. Se trata de una estrategia tan sencilla que, con toda probabilidad, fue utilizada por muchas personas de forma independiente durante cientos, si no miles, de años, pero los casos documentados de uso sólo comienzan alrededor del siglo XVIII en Francia. Hay varias teorías sobre el motivo de la elección de ese nombre, una de ellas es que fue inventado por un estadounidense, el "Sr. Martin Gale", que definitivamente no es correcta. La verdad es que nadie sabe realmente cual fue el priemr caso, quién fue la primera persona que publicó un artículo sobre la idea general, pero es un hecho que el primer matemático que trabajó en el sistema de martingala en detalle fue el matemático francés Paul Pierre Levy.

La anécdota histórica más interesante del uso de la estrategia clásica de la Martingala ocurrió hace unos cien años y ayudó a Mónaco a convertirse en el principado súper rico que es hoy.

En la década de 1850, el Príncipe de Mónaco contrató a un equipo francés para construir un balneario, un casino y villas de lujo, gastando muchísimo dinero en ello. Este casino se convirtió en el mundialmente famoso Casino de Montecarlo. En agosto de 1913, se dió el hecho de que este casino tuvo la racha más larga jamás documentada de números negros que acertaron de forma consecutiva, dándose el caso de 26 veces en total. Un gran número de jugadores, debido a la falacia del jugador y a que utilizaban una estrategia de martingala, pronto empezaron a apostar grandes sumas a que el siguiente número sería rojo siguiendo sus estrategias. A medida que se corría la voz de la secuencia, más y más gente se enteraba y corría al casino para apostar a que el siguiente número sería rojo. Cuando era otro negro la gente utilizaba un sistema de martingala para recuperar sus pérdidas y seguir obteniendo beneficios.

La apuesta inicial solía ser de un monto de dinero bastante grande porque se confiaba en que no volvería a ser negra y, cuando lo era, el frenesí crecía con cada vez más jugadores nuevos que querían participar. El casino tuvo que interrumpir el tiempo entre tiradas para permitir que muchos clientes adinerados salieran del casino para recaudar más dinero con el fin de seguir apostando con la esperanza de que su progresión de racha perdedora terminara. Consiguieron recaudar más dinero y volvieron a perderlo.

Varias familias aristocráticas muy ricas, tanto en Francia como en España, de toda la región, se arruinaron económicamente por esta racha de números, y por el uso de la regla de la Martingala, que ha demostrado ser uno de los métodos más arriesgados y perdedores a largo plazo. El propio Mónaco nunca ha mirado atrás, ya que esta inyección masiva de capital aseguró su posición como el hecho de ser uno de los lugares más ricos de la Tierra.

Entender el sistema martingala - ejemplos para principiantes

En su forma más simple, el método estándar de martingala implica apostar dinero a un evento que tiene probabilidades pares (Decimal 2) y la forma clásica de mostrar esto es utilizando un lanzamiento de moneda que puede ser cara o puede ser cruz. Si empiezas apostando 1 € a cara, y efectivamente sale cara, entonces obtienes 1 € de beneficio. Genial. Ahora vuelves y repites la apuesta, esta vez sale cruz, por lo que pierdes 1 €. Dado que estás en una situación de pérdida de 1 €, pero quieres estar en una situación de + 1 €, tu siguiente apuesta es de 2 €, el doble del monto. Si esta gana, entonces has ganado 1 € sobre ambos pronósticos porque tienes un -1 € y un +2 € esto es +1 € en total. Así que ahora vuelves a empezar, y te juegas 1 €.

Repita este proceso duplicando el monto de tu apuesta cada vez que pierda, de modo que apueste 1 €, luego 2 €, luego 4 €, luego 8 €, luego 16 €, y así sucesivamente hasta que finalmente gane, siguiendo esta progresión. Cuando ganes, vuelve a apostar 1 € y empieza de nuevo.

Los apostantes deportivos tienen un método de apuestas ligeramente diferente porque, aunque el principio es el mismo, es poco probable que las probabilidades a las que apuestan sean iguales cada vez. Para saber cuánto apostar en la siguiente apuesta, se suman las pérdidas de todas las operaciones anteriores más el beneficio que se quería obtener en un principio, y se divide por la cuota de la siguiente apuesta.

Por ejemplo, si los dos primeros pronósticos han sido a pares, entonces has apostado 1€ en la primera apuesta y 2 € en la segunda, ahora necesitas ganar 4 € en la siguiente apuesta para recuperar tus 3 € de pérdidas hasta la fecha y además obtener 1 € de beneficio. Por lo tanto, si la apuesta fuera a dinero parejo en la ruleta, apostarías 4 € como tu tercera apuesta en esta secuencia o progresión. Sin embargo, los apostadores deportivos no siempre usan métodos donde apuestan a pares, y es posible que encuentres una apuesta con un valor fantástico que desees realizar y que tenga una cuota de 4/1, como ocurre en deportes como el fútbol. En ese caso, tu tercera apuesta en la secuencia será de 4. En ese caso, tu tercera apuesta en esta secuencia volverá a ser de sólo 1 €, porque si ganas, seguirás obteniendo los 4 € de beneficio necesarios.

Aunque el método clásica de martingala implica doblar la apuesta, no es el caso de cada apuesta deportiva, ¡sólo hay que apostar lo suficiente para recuperar todas las pérdidas anteriores más una!

Si alguien pregunta "¿Es rentable el sistema martingala?", la respuesta es, a corto plazo, muy probablemente. A largo plazo, definitivamente no, según la experiencia y conocimiento ya contrastado. El éxito del sistema martingala depende de seguir adelante sin importar las pérdidas, hasta ganar, pero eso es imposible en el mundo real de las apuestas deportivas.

Ventajas y desventajas del sistema martingala en las apuestas

Las ventajas del método de martingala son:

  • Es simple, siempre que puedas seguir la progresión de multiplicar por dos, entonces puedes hacerlo (en su forma más simple).
  • No es tan difícil poder utilizarla con cuotas variables, puede que necesites una calculadora, pero no más que eso.
  • Aplicando el método de martingala, tendrás un gran número de victorias. Pequeñas victorias, pero más apuestas ganadoras que perdedoras, sin embargo. Algo complicado en fútbol por ejemplo.

Las desventajas del sistema martingala son:

  • El método o sistema martingala se basa en varias suposiciones que no son ciertas en el mundo real, y por lo tanto, no funciona. Tarde o temprano, una racha de pérdidas alcanzará los límites de la casa o acabará con tu bankroll según la experiencia de usuarios que ya lo han probado.

¿Por qué no funciona el sistema martingala?

En el modelo matemático se hacen varias suposiciones que no son ciertas en la realidad.

En primer lugar, no se dispone de una cantidad ilimitada de fondos para seguir apostando eternamente, habrá un momento en el que no se pueda seguir porque no se tenga más dinero para apostar.

Puede parecer improbable porque los pronósticos comienzan siendo muy bajos, 1 €, 2 €, 4 € y podrías pensar que con 1000 € es imposible que pierdas. Te equivocarías. Debido a que el método de martingala implica doblar la apuesta cada vez que se pierde, sólo se necesitan 9 fallos (asumiendo probabilidades iguales) para que no se pueda seguir adelante si se empieza con 1000 €. Esto se debe a que los pronósticos de 1/2/4/8/16/32/64/128/256 suman un total de 511 €, lo que te deja con un bankroll de 489 €. El siguiente pronóstico que tienes que hacer es de 512 €, así que ya no puedes seguir siguiendo el sistema. Un bankroll de 1023 € te permitiría un intento más pero si ese perdiera tendrías 0 €.

En segundo lugar, incluso si tuviera fondos ilimitados (y no los tienes), todos los sitios de apuestas tienen límites máximos de pronósticos, tanto de cantidades de como de ganancias, lo que significa que no podría seguir indefinidamente.

En tercer lugar, descubrirás que si lo haces de verdad, tus nervios aparecerán mucho antes de llegar a los límites de apuesta, al menos según nuestra experiencia. Cuando se habla de ello y se repasan los números es muy fácil decir, "después de perder tu pronóstico por 256 € coloca otra por 512 €" pero a menos que seas un adicto al juego es más probable que estés demasiado asustado para perder de nuevo. Y la idea de hacer un pronóstico de más de 500 € sólo para ganar 1 € no parece una buena idea.

Por último, aunque es posible que, si te dedicas a buscar lo suficiente, puedas encontrar apuestas deportivas a pares que tengan una probabilidad de ocurrir del 50 %, pero las posibilidades de que eso ocurra son increíblemente escasas. El método de la martingala no tiene en cuenta que cuando se hacen apuestas deportivas las casas de apuestas no dan las probabilidades reales, y perderás más de la mitad de las veces si haces pronósticos a pares.

Algunas de las variantes del método martingala

Martingala inversa, o sistema anti martingala

Dado que el método de la martingala no va a funcionar a largo plazo, algunas personas se fijaron en eso y sacaron la conclusión lógica de que en ese caso hacer exactamente lo contrario sí lo hará. A primera vista, eso suena plausible, pero este sistema, en última instancia, también falla por las mismas razones que el original.

Funciona utilizando un tamaño de apuesta inicial de 1 €, y si ganas, tu siguiente pronóstico es de 2 €, y si esa gana, tu siguiente pronóstico es de 4 € (asumiendo apuestas de pares). Hasta que pierdas, entonces vuelves a 1 €, y empiezas de nuevo. Mientras que el método original de la martingala tiene un montón de pequeñas ganancias hasta que hay una pérdida calamitosa, esta "estrategia anti martingala", si se quiere, es lo contrario. Tiene un montón de pequeñas pérdidas hasta que finalmente consigue una racha ganadora que te hará recuperar todas tus pérdidas anteriores y algo más.

Puede funcionar dependiendo de la rapidez con la que se produzca la racha ganadora, pero a la larga llegará el momento en el que todo tu bankroll se pierda antes de llegar a una racha ganadora, y llegará el momento en el que tu racha ganadora se corte debido a los límites de los sitios de apuestas deportivas.

El sistema Labouchere (la solución Ryleduke)

Se trata de una variante del método martingala que no es tan extrema y que funciona según el principio de que obtendrás beneficios siempre que la proporción entre las apuestas perdedoras y las ganadoras no sea inferior a dos a uno (33% de las apuestas ganadoras).

Tus pronósticos serán siempre (en la teoría clásica de la ruleta, no para los apostadores deportivos) a probabilidades iguales, pero esta vez cada pronóstico crece en tamaño más lentamente. El sistema Labouchere fue desarrollado por el entusiasta jugador de ruleta Henry Labouchere que vivió desde 1831 hasta 1912. Esta estrategia martingala funciona mejor que el método original, pero al final sigue fallando exactamente por las mismas razones, tarde o temprano se dará una racha de pérdidas que te llevará hasta los límites del sitio de apuestas. Su sistema implicaba un punto de partida de 1-2-3 y los sistemas posteriores, como la solución Ryleduke, ampliaron esto a usar 1-2-3-4, la teoría es exactamente la misma. A continuación explicaremos cómo funciona.

Se aconseja tener un papel y un bolígrafo para anotar las apuestas y los resultados de la operación, pero no es necesario. Sin embargo, es mucho más fácil si lo haces. Escribe en el papel la siguiente operación:

La Solución Ryleduke tiene una posición inicial de cuatro números.

La Solución Ryleduke tiene una posición inicial de cuatro números.

Ahora suma los dos números de los extremos de tu lista, en este caso es 1 + 4, por lo que tu pronóstico será de 5 €. Si ganas entonces tacha el 1 y el 4 y repite el proceso sumando los dos números que siguen en los extremos de la cadena, en este caso ahora son el 2 y el 3, por lo que de nuevo apuesta 5 €.

Por cada operación ganadora se tachan dos números en cada extremo de la secuencia.

Por cada operación ganadora se tachan dos números en cada extremo de la secuencia.

Si ganas, habrá completado la serie y habrás ganado 10 €.

¿Y qué pasa cuando pierdes? Bien, si tu primer pronóstico pierde, no tachas el 1 y el 4, sino que escribes un 5 (el valor de tu pronóstico perdedor) al final de la cadena. Ahora tu siguiente pronóstico de la operación será de nuevo los dos números de los extremos, esta vez 1 + 5, por lo que te juegas 6 €.

Como en todas las apuestas de martingala, aumenta el tamaño de tu apuesta cuando pierdes.

Como en todas las apuestas de martingala, aumenta el tamaño de tu apuesta cuando pierdes.

Si pierdes, anota el 6 al final y tu siguiente pronóstico es 1 + 6 = 7 €.

Si ganas el pronóstico de 7 €, entonces tacha el 1 y el 6 de su cadena y suma los dos números del final, que serán 2 + 5, por lo que vuelve a apostar 7 € en la operación. Si ganas, vuelve a tomar los dos números del final, y esto es 3 + 4 = 7 € de nuevo. Si gana, entonces habrás completado el juego, otros 10 € de ganancia. Si pierde, añade 7 al final de la lista.

A diferencia de un sistema de apuestas martingala puro, el dinero necesario para mantener tus apuestas deportivas crece mucho más lentamente.

A diferencia de un sistema de apuestas martingala puro, el dinero necesario para mantener tus apuestas deportivas crece mucho más lentamente.

La cantidad apostada ahora es 3 + 7 = 10 €. Si gana, elimina el 3 y el 7 y te quedas con un solo número, el 4, por lo que te juegas 4 €. Si gana, has completado el juego y ganas 10 € en total. Si el 4 pierde, añade otro 4 al final de la lista.

Utilizar la estrategia de la martingala de esta manera en los últimos años se ha convertido en una estrategia popular.

Utilizar la estrategia de la martingala de esta manera en los últimos años se ha convertido en una estrategia popular.

Ahora tienes dos números restantes, 4 + 4, es decir, 8 €. Si gana, habrás ganado 10 € en total.

Repite este proceso, tachando dos números o añadiendo un número al final. Tu cantidad apostada crecerá lentamente hasta que complete la serie, pero lo hace a un ritmo mucho más constante que doblando repetidamente como se hace con el sistema clásico de martingala de doblar la apuesta. Cada vez que complete una serie y taches todos los números, habrás ganado 10 € con esta operación.

Preguntas frecuentes

¿Hay que utilizar el sistema martingala?

Si sólo apuestas por diversión y perder dinero no importa, entonces por qué no, tendrás muchas más ganancias que pérdidas (en general). Así que eso puede ser divertido. El problema es que usando un método de martingala cuando pierdes, perderás todo, borrando todas tus ganancias anteriores así como todo tu bankroll. Utilizar este método a largo plazo es una terrible estrategia de inversión que garantiza perder el monto del 100% de tu dinero tarde o temprano.

¿Cómo las restricciones de las casas de apuestas impiden utilizar la martingala?

Debido a que las casas de apuestas no tienen fondos ilimitados, y para evitar que pierdan demasiado dinero de una sola vez que no puedan asumir, todas tienen límites tanto en la cantidad que se puede apostar o las ganancias potenciales de una apuesta individual y también por un cliente en un día. Debido a que una racha de apuestas perdedoras utilizando un sistema de martingala puede requerir pronto apuestas de 100 veces tu pronóstico original, si la casa de apuestas no las acepta, cuando ganes finalmente, no recuperarás todas las pérdidas anteriores.

Borja Imbergamo

Administrador del sitio